Qualité Tourisme
 
Inicio > Descubrir > PARQUES Y JARDINES
 


PARQUES Y JARDINES


  • Jardin de L'Evêché
    El Jardín del Obispado
    UN JARDÍN NOTABLE
  • Jardin de L'Evêché
    El Jardín del Obispado
    UN JARDÍN NOTABLE
L'Evêché à Castres
Este jardín "a la francesa" fue diseñado por André Le Nôtre en la pura tradición del clasicismo francés del siglo XVII.
Verdadero escaparate de la ciudad, es un paso imprescindible para cualquier visitante. Este remanso de verdura, precioso regalo de la historia, es un lugar de vida muy apreciado de los “Castrais”.
Su solar, su composición de conjunto y el diseño de sus bordados han atravesado tres siglos sin ser fundamentalmente modificados.


Los arriates de bordados
Los arriates de bordados de boj sacan su nombre de sus motivos inspirados de los labores de las damas de la corte del siglo XVII. Este diseño queda sin cambiar desde la creación del jardín.
Representa de modo muy estilizado la flor de lis rematada de un sombrero de obispo, reunidos por una cruz occitana. Estos símbolos pueden evocar la asociación del poder real y del poder episcopal en país occitano, particularmente en Castres.
Dichos bordados están rodeados por un macizo florecido salpicado de figuras de tejos venerables cortados en las más variadas formas.


Los arriates a la inglesa
Se trata de arriates que constan de una pieza de césped al centro rodeada de macizos floridos plantados actualmente de plantas vivaces y pequeños arbustos. Una colección de salvias completa los mismos en el verano.


Un jardín de perspectivas
La riqueza de este jardín procede también de sus juegos de perspectivas múltiples.
Su plano es trapezoidal, ligeramente desplazado hacia el oeste para prolongar el eje norte-sur. Este desplazamiento del eje principal lo compensan dos hileras de tilos enmarcando la vista lateralmente al este y al oeste del jardín.
La alberca se sitúa más cerca de la extremidad del jardín que de la fachada del palacio episcopal. Los arriates tienen anchuras desiguales, más estrechas de casi dos metros en los alrededores del palacio que al fin de los arriates a la inglesa. Esta desproporción provoca un efecto visual de “perspectiva retrasada” desde la escalinata. El espectador tiene entonces la ilusión de que la alberca está al centro del jardín.
La mirada es sutilmente dirigida por la disposición de los macizos: el ojo es atraído primero por los bordados, luego por la alberca.
Desde este punto la mirada se cuela hacia el bosquecillo de castaños antes de rebotar hacia la Montaña Negra y el horizonte.


  • Jardin du Mail
    El Jardín del « Mail »
    ¿QUÉ HABÍA EN EL SIGLO XIX EN EL SITIO DEL JARDÍN?
  • Jardin du Mail
    El Jardín del « Mail »
    ¿QUÉ HABÍA EN EL SIGLO XIX EN EL SITIO DEL JARDÍN?
 
El jardín del « mail »
¿QUÉ HABÍA EN EL SIGLO XIX EN EL SITIO DEL JARDÍN?

Jardin du Mail
EL JUEGO DEL MAIL

El jardín está dispuesto en triángulo, bordeado por la estación de buses y la plaza del Obelisco. Viene a sustituir, en 1897, la alfombra del juego de Mail.

El Mail es el precursor del “croquet” y del golf. Casi todas las ciudades poseían una cancha. Consiste el juego en hacer rodar una bola de boj haciéndola tocar varias metas en un mínimo de golpes. El Mail vendrá a ser un juego de interior con la creación del billar.

Luego el Mail designará “La alameda arbolada donde se juega al Mail”, después ”Un paseo público arbolado”.
A pesar de algunas modificaciones, el diseño original del parque del fin del siglo XIX se puede notar aún: un juego de albercas, una isla artificial y una fuente colocados en el centro de alamedas bordeadas de bancos públicos.

Los árboles más antiguos del jardín, en particular algunos robles y uno de los naranjos de variedad “Osage” pueden ser contemporáneos del fin del siglo XIX. Se cuentan en el jardín más de cincuenta esencias diferentes entre las cuales varios ejemplares poco corrientes.


UN JARDÍN « DE ESTILO INGLÉS »

A mediados del siglo XVIII, en una Inglaterra en plena pre-industrialización, el jardín irregular pasa a ser una reacción voluntaria frente a la rigidez de las fábricas. El jardín de tipo inglés, con sus formas irregulares, se opone a menudo al “jardín a la francesa”, presentándose al revés. Lejos del sistema geométrico de los jardines clásicos ideados por arquitectos, valoriza a través de los puntos de vista un elemento natural notable: árbol raro de follaje colorado, tronco torturado, césped, riachuelo, estanque, pradera hasta derrumbamiento y precipicio.

La composición responde a las reglas de un cuadro. Se busca el equilibrio de los volúmenes, la variedad y el acuerdo de los coloridos y de las materias vegetales.

La organización del jardín de estilo inglés, en una sucesión de puntos de vista, lleva a sus creadores a explotar más que a corregir los accidentes del terreno. Los relieves se hacen así miradores y los derrumbes cuevas.


  • Jardin Frascaty
    El Jardín Frascaty
    ¿QUÉ SIGNIFICA EL NOMBRE DE ESTE JARDÍN ?
  • Jardin Frascaty
    El Jardín Frascaty
    ¿QUÉ SIGNIFICA EL NOMBRE DE ESTE JARDÍN ?
 
El Jardín Frascaty
¿QUÉ SIGNIFICA EL NOMBRE DE ESTE JARDÍN ?

Le jardin Frascaty, à Castres
HISTORIA DEL JARDÍN FRASCATY
En 1715, el Señor Gauthier DE BOISSET, recaudador del granero de sal, mandó construir el hotel Frascaty. Después de 1760, el hotel Beaudecourt se construye no muy lejos. Los fosos de las fortificaciones son rellenados y, en su sitio, se diseña el actual bulevar de las Lices. En un triángulo formado por la fachada del hotel Frascaty, la línea del jardín del hotel Beaudecourt y la parte del bulevar situada entre la Tolosane y la Porte Neuve, se planta un bosquecillo de un centenar de olmos.

Este lugar empieza a llamarse “Los Olmos de la Puerta Nueva”. En 1865, un proyecto de jardín público está destinado a sustituirlo. Varias esencias de árboles son plantadas, la pieza de agua es construida, luego el jardín cercado de una verja, hoy desaparecida. Esta plaza ajardinada toma el nombre de Frascaty, inspirado por los jardines de aquella ciudad situada en los alrededores de Roma.


EL HOTEL BEAUDECOURT
Del nombre de una muy antigua familia de banqueros y mercaderes « castrais », el hotel fue construido después de 1760. Vendido en 1804, varios dueños se sucedieron antes de que se convirtiera, por poco tiempo, en la sede de la sub-prefectura. El Ministerio de la Guerra lo adquirió en 1874 para abrigar las oficinas de la escuela de artillería de Castres y la morada del general.
De 1942 a 1944 el hotel es ocupado por los Alemanes. Se usa hoy como peña y comedor de oficiales.
Las afueras fueron despejadas con la supresión del muro y de la vía del trenecito (que funcionó de 1905 a 1962), pasando a ser una avenida para automóviles, separando aún más los jardines de Beaudecourt y Frascaty.


  • Parc Briguiboul
    El Parque Briguiboul
    ¿QUIÉN ERA MARCEL BRIGUIBOUL ?
  • Parc Briguiboul
    El Parque Briguiboul
    ¿QUIÉN ERA MARCEL BRIGUIBOUL ?
 
El Parque Briguiboul
¿QUIÉN ERA MARCEL BRIGUIBOUL ?

Le parc Briguiboul, et l'école des Beaux-Arts de Castres
UN JARDÍN DE RECREO
El parque Briguiboul es un jardín de recreo (cercado lindante con una mansión de particulares) de alamedas irregulares. Patrimonio de las clases acomodadas del siglo XIX, el jardín de recreo se cultiva por el placer y la búsqueda estética. Se ambienta a partir de una elección de vegetación, de materiales, de mobiliarios a la imagen del de Albert Kahn en Boulogne-Billancourt.

El parque Briguiboul se organiza alrededor de un bosquecillo de un cedro majestuoso situado delante de la escalera y de dos recientemente plantados. Dicho cedro forma parte del inventario de los “Árboles Notables de los paisajes del Tarn”, y dataría de las campañas napoleónicas.



MARCEL BRIGUIBOUL
Nacido de acomodados burgueses « castrais », Marcel BRIGUIBOUL se inicia a la pintura en Barcelona y se forma en París donde encuentra a J.P. LAURENS, RENOIR, MONET. Pintor y coleccionista, deslumbrado por los grandes maestros españoles, adquiere en Madrid el 7 de mayo de 1881, numerosas obras de calidad entre las cuales las de Goya : “Autorretrato con gafas”, “retrato de Francisco DEL MAZO”, una serie de grabados “Los Caprichos” y “la Junta de las Filipinas”, obra maestra sin igual.

Por decisiones sucesivas del pintor Marcel BRIGUIBOUL, luego de su hijo único y de su viuda, la ciudad de Castres hereda su mansión que data de 1902. Toda la obra de BRIGUIBOUL forma también parte del legado y, notablemente, las tres pinturas de GOYA que pasan a ser con buen número de obras prestigiosas, el punto de partida de la colección de arte hispánico del museo de Castres.

De 1929 a 1951 la mansión se vuelve museo dedicado a la obra de Marcel BRIGUIBOUL. Sus cuadros se hallan en adelante en el museo GOYA.


  • Parc de Gourjade
    El Parque De Gourjade
    ¿A QUÉ SERVÍA EL MOLINO DE GOURJADE?
  • Parc de Gourjade
    El Parque De Gourjade
    ¿A QUÉ SERVÍA EL MOLINO DE GOURJADE?
 
El Parque De Gourjade
¿A QUÉ SERVÍA EL MOLINO DE GOURJADE?

Détail de la façade de l'Hôtel dit de Nayrac, à Castres
UN DOMINIO AGRÍCOLA
Adquirido por la ciudad en 1977 acerca de la familia DE BOISSEZON, este parque de 53 hectáreas se encuentra en un sitio ocupado desde la época neolítica.
Siendo el dominio explotado para la agricultura y la ganadería, consta de una mansión datando en gran parte del siglo XIX y construcciones agrícolas.
Las construcciones de la finca y el molino datan del siglo XVIII. Una capilla, un lavadero, una cueva de piedras molares, una fuente y una alberca adornan el parque circundante.
La mansión es característica de la arquitectura burguesa rural del siglo XIX. Fijada a la fachada de la casa, la atalaya es testigo arquitectural de la construcción original.
En 1834, un molino vino a utilizar el desnivel del Agout por medio de un canal subterráneo. Una bomba alimentaba los canales que regaban las praderas. La fuerza motriz del salto de agua servía para trillar el trigo y moler el grano. Hacia 1890, el enarenamiento del Agout inutiliza esta instalación.
De aspecto neo-gótico, capiteles y columnas adornan el molino. Proceden de la mansión de los templarios datada del siglo XII. Los hay que califican el estilo de “trovador” al observar en particular las carpinterías, las ferreterías y la piedra, finamente labrados.


JARDINES EN LA CIUDAD

El « patrimonio verde » adquiere importancia desde el fin del siglo XX.
La omnipresencia del automóvil en la segunda parte del siglo ha trastornado la organización de la ciudad. Una política activa de transportes públicos y de mejora del cuadro de vida trata de invertir la tendencia, particularmente revalorando los espacios verdes en las ciudades.
Se realizan numerosos acondicionamientos para que los parques y jardines se hagan espacios públicos de vocación lúdica, deportiva y cultural.