Qualité Tourisme
 
Inicio > Descubrir > La pasión del patrimonio > LAS CASAS SOBRE EL RÍO AGOUT
 
Coche d'eau, le Miredames, à Castres
Antaño el río era el centro vital de la ciudad de Castres. Desde la edad media fueron estas casas el lugar de actividad principal de los habitantes los “castrais”. Estas casas de artesanos albergaban diferentes gremios tales como curtidores, tintoreros, pergamineros, papeleros y tejedores.

Todas tienen bases medievales cuyas aperturas tienen forma de cuna o de ojiva. Los sótanos llamados « caoussinos» en lengua occitana (literalmente significa fábrica de cal) dan al río y tenían lavaderos. Después de limpiar y enjuagar las pieles en el Agout las depositaban en tinas llenas de cal. En la planta baja, los pisos de los obreros, luego los de los dueños. Sin embargo, no era sistemático encontrar bajo el mismo techo el aposento y la actividad profesional del artesano. Desde la época de Luis XIV los documentos catastrales suelen indicar dueños diferentes para los « caoussinos » y los pisos superiores.

Coupe des maisons sur l'Agout
 
En los dos últimos pisos se hallaban los secaderos, uno más alto que los mismos cuartos de vivir para que los cueros no rozaran el suelo. Dichos cuartos poseen pequeñas aperturas que debían cerrarse fácilmente con postigos de madera para, en verano, proteger los cueros de los ardores del sol y, en invierno, de la fuerza de la helada. Bajo tejado, el segundo secadero se llamaba “soleiller” abierto de par en par para que penetraran la luz y el aire.

Estas casas, llamadas también “la pequeña Venecia” han conservado su saledizo de madera y sus balcones.

Desde los años 1980 han sido restauradas entrando en la categoría "viviendas de interés social" con la meta de rehabilitación del centro ciudad.

Coche d'eau, le Miredames, à Castres