Qualité Tourisme
 
Inicio > Descubrir > Historias de la Historia > Historia de Castres
 
Historique de la ville de Castres A pesar de su origen latino“castrum”, la ciudad no fue fundada por los Romanos, aunque el descubrimiento de una villa galorromana en Gourjade atestigua su presencia en los siglos I y II de nuestra era. El sitio fue ocupado desde la edad del hierro, en el siglo VIII antes de Cristo, pero el origen de la ciudad se remonta al principio del siglo IX (810) con la fundación de una abadía benedictina. . Los monjes trajeron las reliquias de San Vicente de Zaragoza (patrón de la ciudad) para las cuales fue edificada una basílica. Castres se convirtió en una etapa en una de las vías hacia Santiago de Compostela: el Camino de Arles. En plena herejía cátara, la ciudad no se compromete abiertamente y se somete a Simón de Monfort. En 1317 está erigida en obispado y lo permanece hasta 1790. Durante las Guerras de Religión, Castres, bastión Huguenot, se convierte en plaza fuerte; numerosos monumentos conventuales fueron destruidos.

En 1595, Enrique IV establece en Castres la "Chambre de l’Edit", tribunal compuesto por jueces católicos y protestantes para hacer una justicia equitativa. Es el comienzo de uno de los periodos más fastos. Bellos palacetes son construidos y participan en el renacimiento de Castres (lugares de interés: calles Gabriel-Guy, Chambre de l’Edit, Montlédier, Sabaterie, Boursiers, Frédéric-Thomas…). Una Academia Literaria es creada por un colectivo de eruditos locales. La prosperidad se añade al desarrollo cultural: gracias al trabajo de los artesanos de la lana, del cuero y del papel. Castres confirma su vocación textil. El siglo XVII lega preciosos conjuntos, especialmente el Palacio Episcopal, obra de Jules Hardouin-Mansart, que hoy en día resguarda el Ayuntamiento y e El Museo Goya.. Está prolongado por un jardín a la francesa dibujado según los planos de André Le Nôtre.

Historique de la ville de Castres

En el siglo XIX, la ciudad continúa su industrialización y su desarrollo con numerosas ordenaciones territoriales: se dota de una gran plaza Real (hoy en día Plaza Jean-Jaurès), y de un mercado en la plaza del Albinque (hoy en día Plaza Pierre Fabre). El año 1859 ve nacer a Jean Jaurès. En 1893, Castres recibe de parte de Marcel Briguiboul, un rico comerciante y pintor, un legado constituido en particular de tres óleos sobre lienzo del maestro aragonés Francisco de Goya y Lucientes. El museo que las resguarda es nombrado Museo Goya en 1947. Hoy en día, es el segundo museo de arte hispánico en Francia después del Louvre.